Huyendo de las hogueras de la inquisición y de la sinrazón, 700 años atrás, un grupo de personas llamadas Bonshomes o Cátaros encaminaron su destino desde la prospera región de Occitania hacia las tierras del sur, donde un rey, Jaume I, considerado hermano, había recién conquistado un vasto territorio conocido como Valencia. Recorrieron largos caminos de pastores, atravesando los Pirineos, descendiendo por los valles, pasando por diferentes poblaciones, la mayoría de ellas defendidas por órdenes militares como el Temple, hasta cruzar el gran río Ebro por los puntos de barca y alcanzar las recónditas montañas dels Ports y el Maestrat, donde encontraron refugio en muchas de sus poblaciones y conviviendo en armonía como nuevos repobladores. 700 años después! aquellos senderos y poblaciones que tanto habían recorrido aquellos pastores, faixeros, tejedores y, en fin, los Bonshomes forman parte de un gran itinerario Cultural Europeo que conecta Valencia con el sur de Francia.
   

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CatalanEnglishFrenchSpanish